Consejos de uso

CINTAS PARA CAMINAR O CORRER

  • Si la cinta es motorizada, no la encienda si está parado sobre ella. Apoye los pies en los parantes laterales, y sólo entonces póngala en funcionamiento.
  • Asegúrese de iniciar la actividad con una velocidad mínima, y recién allí comience a caminar en el centro de la banda.
  • Comience a caminar lentamente para adaptarse al movimiento y lograr el equilibrio.
  • Trate de caminar con pasos largos. Inicialmente, y a modo de pre-calentamiento, camine lentamente un par de minutos y luego aumente progresivamente la velocidad.
  • Nunca se detenga de manera abrupta, puede perder el equilibrio y caer.
  • Mientras ejercita, mire hacia adelante, nunca hacia atrás. Si se ve obligado a hacerlo, tómese con fuerza de las barandas laterales o frontales para no perder el equilibrio.
    No cambie abruptamente de velocidad, siempre hágalo de modo gradual.
  • Cuando de por terminado el ejercicio, si la cinta es motorizada, descienda gradualmente la velocidad mientras camina un minuto más, apoye nuevamente los pies en los parantes laterales -como al inicio de la actividad- y sólo entonces presione el stop.
  • Antes de bajar, quédese en la cinta tomado de las barandas unos 30 segundos, para recuperar la estabilidad.

En resumen, la máquina no debe encenderse ni apagarse con la persona arriba de la banda o lona.

TIEMPO Y FRECUENCIA DE USO

  • Para cintas motorizadas: como sugerencia general, se recomienda entrenar 20 a 40 minutos con una frecuencia de 3 a 4 veces por semana.
  • Empiece de modo gradual, tomando como base el nivel en que se ejercitó por primera vez y aumente unos minutos en cada entrenamiento.
  • Para cintas mecánicas: La mitad del tiempo que para las cintas motorizadas y la misma frecuencia serán suficientes.
  • Si ud. posee algún problema de salud, sugerimos la consulta médica antes de realizar cualquier actividad física.

BICICLETAS DE ENTRENAMIENTO

Para subir a la bicicleta primero pase la pierna (sin apoyarse previamente en el asiento) y móntese en el medio, en ese momento siéntese y coloque sus pies en los pedales; de esta manera el peso se distribuirá uniformemente sin dañar la estructura y funcionalidad de la bicicleta.

Volver arriba